Ideas en Marcha RSS

Aspectos legales de un nuevo emprendimiento

  • Como transformar una buena idea en un buen negocio y no morir en el intento

    Como mencioné en un post anterior, solo una buena idea no es suficiente. Es el primer paso, el más importante y el que pone toda la maquinaria en funcionamiento, pero por sí sola no es suficiente.

    Como decía allí, una cualidad esencial que todo buen emprendedor debe tener es la capacidad de analizar prospectivamente, su visión de futuro y es allí donde la adopción de previsiones legales cobra particular relevancia.

    Los pasillos de los Tribunales, y también la historia, están llenos de ejemplos de buenísimas e innovadoras ideas que han quedado truncas por no haber adoptado alguno de los mecanismos legales protectorios de éstas.

    Piensen que la historia enseña que el inventor de la radio fue el Sr. Marconi cuando en realidad fue el Sr. Tesla y éste necesito que la Corte Suprema de Estados Unidos le diera la razón, lo que logró poco después de su fallecimiento. (mayores datos aquí)

    Imprevisiones que tienen un costo demasiado alto para no ser consideradas desde el momento cero.

    Por ello aquí en I.E.M. abordaré en una serie de artículos todas aquellos aspectos legales que tienen que ser considerados por los emprendedores para que su idea pueda ser un buen negocio.

    Además, siguiendo el espíritu que guía I.E.M. de brindar herramientas valiosas a los emprendedores y tratar de agregarles valor, cuando se aborde con mayor profundidad estos temas se incorporarán modelos de contratos o convenios en la sección Recursos Gratuitos del Emprendedor que podrán ser consultados por los suscriptores del Blog.

    Esta entrada es el primer artículo de la serie que intentará responder los siguientes interrogantes que recurrentemente tienen los nuevos emprendedores.

    ¿Cómo se protege una buena idea? Medios legales de protección de la propiedad intelectual.

    Una idea protegida es lo que jurídicamente se denomina un derecho intelectual.

    Dentro de la llamada propiedad intelectual, un emprendedor puede encontrarse con que puede ser titular de Derechos de Autor, relacionadas con obras o creaciones intelectuales. Así, puede ser titular de obras artísticas, obras musicales, libros u obras de cine, solo por citar algunos ejemplos. También puede ser titular de derechos relacionados con la Propiedad Industrial, tales como marcas, patentes, modelo de utilidad y diseños o modelos industriales.

    Todas las legislaciones nacionales prevén mecanismos legales para proteger la propiedad intelectual, así como también existen tratados y convenciones internacionales con el mismo fin suscriptos por la mayoría de los países del mundo.

    Como ya se abordará en una futura entrada de esta serie de artículos, un emprendedor que quiera proteger su idea deberá adoptar mecanismos legales de protección, todos relacionado con la registración de la misma y para ello existen diversos organismos públicos que se encargan de ello.

    Además de la registración de la idea también existen ciertos contratos que un Emprendedor puede adoptar a los fines de proteger sus derechos intelectuales en ámbitos privados de negociación. Por ello siempre es conveniente y aconsejable la suscripción de convenios de confidencialidad y el establecimiento de obligaciones de no hacer a través de la suscripción de convenios de abstención de competencia con el Emprendedor.

    ¿Cómo organizo jurídicamente mi empresa? Estructura legal del emprendimiento

    Al momento de comenzar con su emprendimiento una persona enfrenta siempre la misma serie de interrogantes relacionados con la forma en que organizará jurídicamente su empresa.

    Principalmente un nuevo emprendedor siempre se pregunta si es necesaria la constitución de una sociedad comercial y, en ese caso, cual sería el tipo societario de mayor conveniencia.

    Lo primero que hay que mencionar es que esta duda plantea una cuestión adicional ya resuelta por el emprendedor, relacionada con la necesidad de separar la responsabilidad empresaria de los bienes personales. En la actualidad ello se logra a través de la adopción de figuras societarias que crean personas distintas, de carácter jurídico, y que tendrán la finalidad, o el objeto para ser más precisos, de dedicarse a la actividad empresarial visionada por el emprendedor.

    Teniendo esto en cuenta, solo existen dos tipos societarios concretos que permiten esta separación de responsabilidad y son la sociedad anónima y la sociedad de responsabilidad limitada.

    Más adelante en esta serie de artículos abordaremos las diferencias entre una S.A. y una S.R.L., cuando es necesario adoptar una u otra y el momento más conveniente de hacerlo.

    ¿Cuál es la mejor forma de garantizar el financiamiento? Estructuración legal del financiamiento empresario

    En muchas oportunidades los nuevos emprendimientos requieren de un financiamiento adicional al esfuerzo económico aportado por el titular del negocio.

    En esos casos, como veremos, existen numerosos modos de garantizar el financiamiento y todos ellos dependen en gran parte de la sofisticación del emprendimiento y el modo de conseguir ese financiamiento.

    De esta forma, no es lo mismo asociarse con otro emprendedor, que recibir financiamiento a través de una institución financiera, o por medio de alguno de los llamados “Angels Investors” o un fondo de “Venture Capital”. Todos ellos se desempeñan de un modo distinto y tienen una diversa manera de participar del emprendimiento o garantizar su inversión.

    Por ello, observando este medio, puede advertirse que existen diversos modos de hacerlo y generalmente ello se canaliza a través de fideicomisos, participaciones societarias en acciones preferidas, fusiones o acuerdos de colaboración o simples mutuos con garantías reales.

    Como mencionaba, todo tiene que ver con el grado de sofisticación del emprendimiento y de la persona que invierte en él.

    ¿Cómo organizo los recursos humanos de mi empresa? Aspectos laborales a considerar en el nuevo emprendimiento

    La legislación de los países varía respecto al modo en que puede configurarse la relación jurídica laboral entre el emprendedor y sus empleados o colaboradores.

    Sin embargo, y más allá de lo anterior, este es el principal punto de conflicto que un nuevo emprendedor tiene que resolver. Necesariamente hay que dotar de formalidad legal a la relación laboral y ello incide en el futuro desempeño del negocio y la posible responsabilidad personal del emprendedor.

    En lo que respecta a mi país, existen diversos modos en que esta relación puede configurarse y veremos que principalmente los negocios pueden adoptar con sus empleados algunas figuras previstas en la Ley de Contrato de Trabajo, alguna relación jurídica de Pasantía tanto Educativa como de Formación Profesional o simples contratos de locación de servicios o de obras para los colaboradores.

    ¿Cómo garantizo mis productos o servicios una vez que mi idea está en marcha?

    Hay ciertas ideas de negocios que, una vez que se encuentran funcionando como emprendimiento, requieren de una previsión contractual adicional que persigue la finalidad de proteger ese negocio.

    Por ello abordaremos en el futuro la manera de lograr una protección contractual adicional a través de figuras tales como los contratos de distribución, los contratos de licencia, las agrupaciones de colaboración y otros tipos de contratos asociativos.

    Como pueden observar, son numerosos los interrogantes que pueden ser cubiertos con una buena previsión legal que tendrá por finalidad la protección del emprendimiento.

    Todos estos son consejos generales que deberán ser tenidos en cuenta por cualquier emprendedor para lograr protección de sus ideas, sin embargo no deberán considerarlo como una opinión legal fundada ya que para ello se necesita conocer con detalle el emprendimiento. Por ello, otro consejo es contactarse con un abogado de su confianza y plantearle su idea de negocios para juntos puedan adoptar los medios legales necesarios para proteger su negocio.

    En caso que este artículo sea de utilidad, ayúdenme a difundir estas ideas compartiéndolas con sus amigos o colegas y archivándolas como favoritos en Del.icio.us y StumpleUpon clickeando el ícono “Share This” de más abajo.

    ¡Buenas Noches y Buena Suerte!

  1. Todos los articulos del blog son muy buenos.
    Muchas gracias por tus aportes

  2. #2 Ma. Eugenia Avila says:
    February 5, 2009 at 17:13

    Me gustaria saber cuales serian los aspectos legales del financiamiento para poder hacer una tesis al rspecto.
    Gracias por su aportacion.

  3. Hola Ma. Eugenia, ponete en contacto conmigo y conversamos. Saludos.

  4. Muy bueno articulo. El tema legal es un tema que trae mucha confusion, sobretodo para los que tenemos en mente empezar un emprendimiento pero no tenemos la posibilidad de contratar gente con este conocimiento para asesorarnos. Un articulo como este siempre ayuda, gracias!

  5. #5 sophie says:
    September 15, 2012 at 12:58

    ahora ja tengo las cosas mas claras. Muchas gracias.
    Tiraremos adelante, sin miedo pero con conciencia y sabiduría.

Leave a Comment